¿Qué lee Bill Gates ?

Aun tenemos tiempo para explorar un poco más…

En la vida de todos siempre hay alguien a quien queremos hacerle un regalo que lo tiene todo, y entonces nos planteamos la gran pregunta:  ¿Qué le regalo? Pues sin duda, la respuesta es…¡un libro!

En esos casos, las recomendaciones de Bill Gates son de gran utilidad. Se ha dicho que lee más de 50 libros al año. Esto son algunos de los que el guru de la computación y también filántropo recomienda regalar en esta época navideña.

¡Libros perfectos para aquellas personas de nuestras vidas que son altos ejecutivos;  hombres y mujeres de negocios, emprendedores e inversionistas.


The Big Short

El autor Michael Lewis hace un análisis profundo sobre la crisis financiera de 2008 en Estados Unidos.


Business Adventures

Gates lo califica como el mejor libro de negocios. El texto, escrito por John Brooks, da una mirada profunda y penetrante a la vida corporativa y financiera de Estados Unidos.


Behind the Beautiful Forevers

La ganadora del premio Pulitzer, Katherine Boo, escribe las inspiradoras formas de encontrar soluciones a problemas complejos.

 


Brain Rules

En cada capítulo, John Medina explora una regla del cerebro y ofrece orientación sobre cómo mejorar el rendimiento en la escuela y el trabajo.


The Bully Pulpit

Doris Kearns Goodwin escribe sobre la amistad entre Theodore Roosevelt y William Howard Taft durante la primera década de la Era Progresista.


Creating the Twentieth Century

El escritor Vaclav Smil ofrece un relato histórico de cómo la tecnología transformó el mundo y explotó las posibilidades de las sociedades futuras.


 


The Rise and Fall of American Growth

Un profundo análisis de la economía y la vida en América desde 1870 de   Robert J. Gordon.


How Not to Be Wrong

Jordan Ellenberg explica cómo las matemáticas juegan un papel importante en la vida cotidiana. Bill Gates llama a este libro “una carta de amor a las matemáticas”.


Hipérbole y Media

Allie Brosh representa momentos de su vida a través de dibujos, mientras aborda temas profundos, como la enfermedad mental y la autoestima.


Mindset

The New Psychology of Success: La psicóloga de Stanford, Carol Dweck, explora las consecuencias de las mentalidades fijas y en crecimiento.


Moonwalking with Einstein

Joshua Foer te enseña cómo mejorar la memoria en diferentes maneras. Después de practicar las sugerencias todos los días ganó el Campeonato de Memoria en Estados Unidos en 2006.


The Rosie Project

La novela de Graeme Simsion cuenta la historia de un genetista que podria padecer de  Síndrome de Asperger y su increíble viaje en busca de su esposa.

 

 


Bill Gates en su oficina de Bellevue, 1980, cortesía de los Archivos Microsoft.

Feliz Navidad

 

 

Leer es sexy…

 

 

 

“Leer es sexy …”

Una frase eternamente de moda pero que en estos tiempos realmente tiene un fundamento científica, pues ha sido comprobado que leer incrementa nuestra capacidad de comprensión, de solucionar problemas y de detectar patrones. También mejora la inteligencia emocional, incluyendo la empatía. Son atributos que a todos nos atraen…

El psicólogo evolutivo Geoffrey Miller, de la New Mexico University (USA) y autor de varios estudios al respecto, afirma que “rasgos como el lenguaje, el humor y la inteligencia han evolucionado en ambos géneros porque son sexualmente atractivos”.

Leer es divertido y fácil. Los libros educan, dan tema de conversación, proporcionan compañía y no son costosos, pueden ser nuevos,  usados e incluso gratis, si recurres a una biblioteca o al Proyecto Gutenberg. Pero además de todo eso, leer es realmente bueno para el cerebro.

 

 


Fotografía obra de Avadhut Hembadef

 

 


BENEFICIOS DE LA LECTURA

1

Aumento la reserva cognitiva

Leer con regularidad aporta grandes beneficios a nivel cognitivo. Mejora nuestra capacidad de abstracción, nuestra imaginación y memoria. La lectura además desarrolla nuestra capacidad de comprensión y de inferencia, actividades que van gestando nuevas conexiones neuronales o “sinapsis” en nuestro cerebro. El disponer de mayores conexiones neuronales hace que nuestro cerebro disponga de más redes y tejidos conectivos, que nos acompañarán a lo largo del tiempo.

El acto de leer ejercita el cerebro enormemente, como si hiciésemos dos horas de ejercicio físico. La reserva cognitiva es mayor y llegamos a la vejez en mejores condiciones intelectuales. Durante la lectura hay “un incremento sustancial e inesperado en el flujo sanguíneo en el cerebro, más allá de lo que normalmente sucede en las áreas responsables de la ‘función ejecutiva’, normalmente asociadas con prestar atención a una tarea”, explica Natalie Phillips, de Stanford University, Californa (USA).

Phillips, quien encabeza una investigación en la cual se realizarón resonancias magnéticas a personas mientras estaban leyendo afirma que: “Prestar atención a textos literarios requiere la coordinación de múltiples funciones cognitivas complejas”. Eso sí, deber ser una lectura atenta y reposada. Este tipo de lectura facilita el pensamiento analítico y crítico.

También nos ayuda a concentrarnos y a centrarnos en un tema y no en veinte a la vez. Comenzar a leer de niños y hacerlo con frecuencia ayuda a desarrollar la comprensión lectora, a ampliar el vocabulario y está relacionado con un mayor conocimiento tanto académico como práctico en los años sucesivos.  Asi lo afirman varios estudios de Anne E. Cunningham, de la University of Berkeley, California (USA) y Keith Stanovich, de la University of Toronto.


 

El lenguaje, el humor y la inteligencia han evolucionado en ambos géneros porque son sexualmente atractivos y al fomentarlos, la lectura incrementa la atracción personal.

 

 

 

Geoffrey Miller

 

 

 


2

Mejora nuestra memoria

Leer diariamente nos ayuda a disponer de una auténtica biblioteca personal de historias, de personajes, de términos, de expresiones y un vocabulario nuevo que nos enriquece. El disponer de todas esas historias que cada día proseguimos con nuestra lectura y su hilo narrativo, mejora notablemente nuestra memoria y ejercita nuestras capacidades cognitivas.

La lectura también nos aporta emociones y toda emoción asienta muchísimo mejor los recuerdos.

La neurocientífica inglesa Susan Greenfield, catedrática de la Oxford University en el Reino Unido, afirma que la lectura ayuda a ampliar la capacidad de atención de los niños, ya que “las historias tienen un comienzo, un desarrollo y un final”, es decir, “una estructura que obliga a nuestros cerebros a pensar de forma secuencial y a enlazar causa, efecto y significado”.

Greenfield también se especializa en “neurociencia de la conciencia” y del impacto de la tecnología en el cerebro.


 

En la adolescencia la lectura ayuda a forjar nuestra identidad, ya que enriquece nuestras conexiones mentales, crea nuevas ideas, formas de pensar, solución de los problemas y es una experiencia rica en emociones, en una etapa en la que tenemos más capacidad de aprendizaje.

 

 

 Susan Greenfield

 


3

Los libros son reductores del estrés

La lectura nos ayuda a liberar tensiones, a relativizar problemas. Leer nos abre la puerta a nuevos escenarios para introducirnos en la piel de otros personajes, vivir otras vidas y aprender cosas nuevas.

Ello consigue que focalicemos nuestra atención en otros campos apartándonos de nuestros problemas. Al relajarnos, se reduce el nivel de cortisol. No podemos pasar por alto que al estar más relajadas podemos enfrentar nuestros problemas con más tranquilidad y objetividad.


 

 

 Las personas que leen son más interesantes, comprensivas, atractivas y seductoras, desde sus temas de conversación hasta su concepción del mundo.

 

 

 

Dan Hurley


     4

La lectura relaja para dormir 

No hay nada mejor para conciliar el sueño por las noches que leer al acostarse. Nos sume en un estado de relax tan absoluto, hace que nuestros músculos se relajan, que nuestro cerebro se libre de tensiones y estrés, y quede suspendido en una calma idónea para conciliar el descanso. Claro, siempre que no leas un thriller psicológico, forense o de suspenso. Esos son mejores para los fines de semana cuando nos podemos trasnochar… y decirnos “sólo un capítulo más y apago la luz”.

Sin embargo los expertos afirman que no conviene leer en el móvil, una tableta o en el ordenador por las noches. La luz artificial de estas tecnologías nos estimula, se bloquea la melatonina que nos induce al sueño al anochecer, porque el cerebro piensa que aún es de día y en consecuencia dificulta el descanso. Nos activa en lugar de relajarnos.

Según un estudio de la University of Sussex, en el Reino Unido,  leer relaja más que escuchar música, dar un paseo, tomarse una taza de té o los video juegos. Esto, siempre que no usemos un dispositivo retroiluminado.


Durante la madurez leer responde a las preguntas de la vida, proporciona compañía y temas de conversación, educa de forma permanente, estimula la actividad cerebral y fortalece la empatía.

 David Comer Kidd 


5

Estimula la empatía 

La lectura es tecnología para acceder a otros puntos de vista, así lo afirma el científico canadiense-americano, experto en psicologia cognitiva, Steven Pinker,  en  su libro Los ángeles que llevamos dentro. Dice: “Esto es especialmente válido para la ficción, que nos permite acceder a la forma en la que piensan y sienten personas muy diferentes”.

En opinión de Giovani Frazzetto, biólogo molecular del Instituto para Estudios Avanzados en Londres y en Berlín, autor de Cómo sentimos, leer la historia de diferentes personas nos ayuda a comprender los sentimientos y pensamientos ajenos, sin que sea tan importante que esas personas sean reales o imaginarias.

En un interesante artículo del New York Times, donde se citan importantes estudios relacionados con el tema, el profesor emeritus de psycología cognitiva de la University of Toronto, Keith Oatley afirma: “hay un solapamiento sustancial en las redes del cerebro que se usan para entender historias y las redes usadas para interactuar con otros individuos, en particular, las interacciones en las que intentamos entender los pensamientos y sentimientos de los demás”.

Y añade: “Los individuos que leen ficción a menudo parecen mejores a la hora de entender a otras personas, empatizar con ellos y ver el mundo desde su perspectiva”.

Transferir la experiencia de leer ficción en situaciones del mundo real es un salto natural, según explica en The Guardian, David Comer Kidd de New School for Social Research en New York (USA),  y co-autor, con Emanuele Castano, de un estudio que también relaciona lectura y empatía. Dicen:  “Usamos los mismos procesos psicológicos para entender la ficción y las situaciones reales. La ficción no es sólo un simulador de experiencias sociales, sino que es una experiencia social”.


 

Leer es abrir una puerta a un mundo de sueños y emociones donde disfrutar, estar a salvo y aprender de cada palabra, de cada imagen, de cada capítulo.

 

 

 EL PROYECTO GUTENBERG

 

 

 

 

El Proyecto Gutenberg  fue desarrollado por el escritor y filátropo norte americano  Michael Hart en 1971 con el fin de crear una biblioteca de libros electrónicos gratuitos a partir de volúmenes impresos ya existentes. 

Estos libros electrónicos se encuentran disponibles en Internet y  son gratuitos. Pueden ser leídos en muchos formatos como Kindle, EPUB, incluso ASCII, UTF-8 o pueden leerse en línea en formato HTML.

Las obras son principalmente de dominio público, bien porque los derechos ya han expirado o porque se obtuvo la autorización del autor o titular de los derechos de autor. También hay algunos textos bajo derechos de autor que el Proyecto Gutenberg ha hecho disponibles con el permiso de sus escritores. El proyecto le debe su nombre al impresor alemán del siglo XV Johannes Gutenberg, quien inventó la imprenta de tipos móviles.

En 1971, su fundador estudiaba en la Universidad de Illinois y obtuvo acceso a uno de los ordenadores principales del Laboratorio de Investigación de Materiales de la universidad, el Xerox Sigma V. Este ordenador especial resultó ser uno de los 15 nodos de la red de ordenadores que posteriormente se convirtió en Internet. Hart creyó que en el futuro cercano los ordenadores serían asequibles para el público en general y decidió comenzar su proyecto de hacer disponibles obras de literatura de manera gratuita y electrónica. Como tenía una copia de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos en su mochila, esta se convirtió en el primer texto electrónico del Proyecto Gutenberg.

En 1990 el Illinois Benedictine College comenzó a hospedar el Proyecto Gutenberg. Luego se llegó a un acuerdo similar con la Carnegie Mellon University, que aceptó administrar las finanzas del emprendimiento. Pero no fue hasta el año 2000 que el Proyecto Gutenberg fue oficialmente reconocido como una entidad jurídica independiente, siendo en la actualidad una sociedad sin fines de lucro legalmente constituida en Missisipi, USA.

Puedes leer su historia bajándo este libro electrónico de forma gratuita.

https://www.foboko.com/ebook/1494/foreign-language-books/el-proyecto-gutenberg-1971-2009

En comparación con sus primeros días, el tiempo que se requiere en la actualidad para digitalizar un libro ha disminuido enormemente con el avance de la tecnología. Los textos ya no se teclean directamente, sino que se convierten con la ayuda del software de OCR (Reconocimiento Óptico de Caracteres).  Posteriormente deben corregirse y editarse minuciosamente en varias etapas por correctores voluntarios dispersos por todo el mundo,  antes de que puedan ser añadidos a la colección.

Como en otros proyectos solidarios de la era digital, el Gutenberg está abierto a la colaboración y dispone de una página de recepción de voluntarios

En noviembre de 2009 el Proyecto Gutenberg tenía casi 30, 000 libros en su colección (25, 496 en inglés, 1,496 en francés, 364 en portugués y 267 en español). En octubre de 2015 contaba con más de 49, 000 libros electrónicos.

Visita su sitio:

https://www.gutenberg.org/wiki/ES_Portada

 

 

 

 


Enlaces relacionados:

http://www.bbc.com/mundo/noticias-36960389

http://www.telegraph.co.uk/news/science/6126492/Being-smart-really-is-sexy.html

http://news.stanford.edu/news/2012/september/austen-reading-fmri-090712.html

https://www.theguardian.com/commentisfree/2011/aug/14/marshall-mcluhan-analytic-thought

http://www.nytimes.com/2012/03/18/opinion/sunday/the-neuroscience-of-your-brain-on-fiction.html?_r=0

http://www.susangreenfield.com

https://www.gutenberg.org

 

Si te interesan los temas ACERCA DEL CEREBRO Y LA MENTE LEE NUESTROS OTROS postS relacIONADOS en:

https://cronicasdeimarie.wordpress.com/category/la-mente-creativa-2/

James Lackington: un librero de vanguardia

El hombre que convirtió su pasión en un gran negocio.

templo-musas

Fue el hijo de un zapatero, un autodidacta que aprendió a leer después de los 20 años, llegó a ser el propietario de la librería más grande de Inglaterra. Un emprendedor que revolucionó la forma de vender libros.

James Lackington fue un inglés, sin ninguna educación formal, aprendiz de zapatero y un gran apasionado de la lectura. Creó la primera librería moderna que se conozca: “El Templo de las Musas”,  transformando radicalmente la forma de comercializar libros a finales del Siglo XVIII.

“El Templo de las Musas” fue un emprendimiento gigantesco. Con un inventario de más de 500.000 volúmenes, ventas anuales de 100.000 libras y unos ingresos anuales de 5.000 libras esterlinas de la época, fue la mayor librería de Inglaterra.  Todo ello convirtió a James Lackington en un hombre sumamente rico, admirado por algunos y despreciado por otros, pero lo cierto es que el mayor librero de Londres comenzó su carrera como un zapatero analfabeto.

Fashion and costume history

Si alguna vez has comprado un libro de saldo con un gran descuento, si has recorrido las estanterías aglomeradas de una librería cavernosa, o has pasado horas instalado en la zona de lectura sin comprar absolutamente nada… entonces has experimentado algunas de las formas como Lackington revolucionó el mercado de la venta de libros con su innovadora estrategia de mercadeo. Si es un librero, entonces lo más probable es que haya encontrado estrategias de marketing y presiones competitivas que tuvieron su orígen en el “Templo de las Musas”.

james-lackington-portrait

 ¿ QUIÉN FUE ? 

James Lackington fue uno de los 11 hijos de un zapatero calificado y una hilandera. Nació en el año 1746 en Somerset, Inglaterra, una pequeña ciudad agro-industrial con una floreciente industria textil. Aunque su familia dispuso de suficientes recursos durante su niñez para enviarlo a un colegio privado de clase baja trabajadora, llamados “Dame School”,  su padre se convirtió en un alcohólico y la familia se descalabró. Tuvo que abandonar los estudios para contribuir económicamente con la crianza de sus hermanos menores, ganándose la vida vendiendo pasteles de manzana con una carretilla. Cuando perdió ese empleo,  ayudaba a su padre en el oficio de zapatero y vendía almanaques en las ferias del pueblo.

A pesar de haber asistido precariamente a la escuela primaria, al llegar a los 15 años era un adolescente iletrado. A esa edad trabajaba como aprendiz de zapatero y comenzó a leer gracias al hijo menor y a la esposa de su maestro, a quienes pagaba por las clases, los 3 medio peniques que su madre le entregaba del salario que ganaba. El resto se dedicaba al sustento de la familia.  “Ese dinero, yo se lo daba a John, el hijo menor de mi maestro, quien me daba una hora de clases de lectura al terminar la jornada de trabajo con su padre. Pero no nos permitían utilizar velas, así que en lo que oscurecía  nos mandaban a dormir”, cuenta en sus memorias.

La alfabetización que adquirió a esa edad no incluyó la escritura, así que a los 22 años aún no sabía escribir, por lo cual dictaba sus poesías incipientes a sus amigos.

Eventualmente, Lackington se convirtió en un zapatero calificado. A una temprana edad y sin ningún conocimiento literario, él y sus amigos buscaban las mejores gangas para comprar libros. Aunque carecían de la cultura y el conocimiento para saber qué comprar, buscaban ejemplares de baratillas de poesía, teatro y traducciones de los clásicos. Compraban cualquier libro que estuviese dentro de sus posibilidades para poder leer y ampliar sus conocimientos del mundo. Tuvo un apasionado romance con la lectura que duró toda su vida.

the-temple-of-the-muses-bookshop-in-finsbury-square-london-c1810-artist-ddp1g3

Alamy Stock Photo

Se inició en el negocio de los libros en 1774 a los 28 años. Se mudó a Londres con su primera esposa, tuvo la oportunidad de alquilar un local a un precio razonable y se convirtió en librero. Aunque, como en todas las pequeñas tiendas de libros de la época, Lackington además ofrecía otras mercancías, incluyendo zapatos, para atraer la atención de los clientes y minimizar el riesgo.

A lo largo de sus años como librero los gustos de Lackington cambiaron e influyeron en el stock que vendía en su tienda, mientras avanzaba hacia la lectura de traducciones de los clásicos de la literatura, estudios científicos, novelas y cuanto texto que él considerara que podría mejorar  su conocimiento y educación.

En 1779, después de una inversión de capital de un amigo petrolero, lanzó su primer catálogo de 12.000 volúmenes. Desafortunadamente, el catálogo contenía numerosos errores y exageró ampliamente la condición de algunos libros, provocando la crítica y la burla de otros libreros establecidos. Sin embargo, aumentó las ventas y eso era lo que a Lackington le interesaba.

En 1794 había acumulado un inventario de tal magnitud como para trasladar el negocio a un inmenso local en Finsbury Square, con su socio Robert Allen. Lo nombró “El Templo de las Musas”  y una imponente placa coronaba la entrada anunciando “Los libros más baratos del mundo”.

Su éxito fenomenal como librero y sus revolucionarias prácticas de mercadeo y ventas lo convirtieron en una de las figuras más controversiales del Londres de su época.

Demasiado extravagante para preocuparse por la opinión de sus competidores e imbuído en las ideologías de la época: la Ilustración, el Humanismo y el auto mejoramiento, Lackington inventó comprar los saldos de los libros a las editoriales, rescatándolos de ser destruidos, para venderlos a bajos precios a las clases obreras de bajos recursos. Fue un astuto comerciante, que ofendió a las élites de la época con su estilo de nouveau-riche, pero sus ideas acerca del acceso universal a la literatura eran firmes y derribó todas las  barreras de la sociedad.

james-lackington-2-dpdncx

Alamy Stock Photo

LAS INNOVACIONES DE LACKINGTON

drury-lane-theatre-granger

El final del Siglo XVIII en Londres fue un tiempo de grandes cambios sociales. La Revolución Industrial marcó un punto de inflexión en la historia. Modificó y tuvo una influencia determinante en  todos los aspectos de la vida cotidiana de una u otra forma. La producción agrícola, asi como la naciente industria crecieron vertiginosamente a la vez que disminuyeron los tiempos de producción. Estaban aprendiendo a leer más personas y el incremento en el tiempo de ocio entre las clases medias y las trabajadoras, significó un aumento en la demanda de libros. Pero, seguían siendo un lujo costoso al cual accedían pocas personas y las librerías resultaban lugares elitescos e intimidantes. En esos tiempos, las  librerías no estimulaban a los clientes a explorar deambulando por sus estanterías de libros o buscando descanso en sus instalaciones, que además no eran confortables.  Lackington quería encontrar una forma de hacer que los libros fueran más accesibles para todos y a la vez obtener grandes beneficios. Con esto en mente, se propuso revolucionar el comercio de libros con la siguiente fórmula.

INNOVACIÓN # 1

2292

Eliminar una práctica comercial muy  arraigada en la época: el crédito.  Su negocio era de pago al contado, lo cual sorprendió a sus competidores e insultó a algunos de sus clientes.  Él argumentaba que si cobraba en efectivo podría comprar de la misma forma, evitando el cargo por intereses al igual que las pérdidas por la insolvencia de algunos de sus clientes en un momento dado.


INNOVACIÓN # 2

264636

Introdujo el concepto de las grandes ofertas de los saldos. La práctica acostumbrada de la época era que los grandes vendedores de libros compraran las existencias de los títulos remanentes a las editoriales y destruyeran casi tres cuartas partes de ellos para aumentar el precio de los libros. Pero Lackington compraba inmensas cantidades, a veces  bibliotecas completas y drásticamente bajaba los precios de todos los libros para venderlos en altos volúmenes. De esta forma mantenía una muy ágil circulación de los inventarios, haciéndo los libros más asequibles a un mayor número de lectores y obteniendo unas ganancias sustanciales… ¡todo al mismo tiempo!


INNOVACIÓN # 3

mendel-libros-1929-stefan-zweig-martir-letra-impresa_1_1432898

La tercera innovación es familiar a cualquiera que hoy en día ame una ganga. Convenció a sus clientes que estaban obteniendo el precio más bajo posible, negándose al regateo. Colocó un gran cartel en la entrada de la tienda que decía:

“Cada libro está marcado con el precio más bajo,

y no se hacen descuentos sobre ningún artículo”.


INNOVACIÓN # 4

templo-musas

“El Templo de las Musas”  se convirtió en una atracción turística por su inmensidad, un espectáculo que empequeñeció a todas las librerías de la época y la convirtió en un diversión por sí sola.  Con una imponente fachada de más de 40 metros de largo, el lobby principal contaba con un mostrador redondo con suficiente espacio para que cupiera un carruaje pequeño de 6 caballos. Detrás del gran mostrador, una imponente escalinata llevaba a “lounges de lectura” a donde los clientes podían leer en confortables galerías con paredes llenas de libros. Contaba con cuatro pisos y entre más subías, más económicos y maltratados estaban los libros. En el último piso estaban las mejores baratillas, con lo cual Lackington obligaba a sus clientes a recorrer todo el local.

05d69d1632953956d72f1f93de5bbb7e-948x710x1John Keats, uno de los principales poetas británicos del Romanticismo pasó muchísimas horas proclamando poesías gratuitamente en los “lounges de lecturas” y fue justamente allí donde conoció a su primeros editores, Taylor & Henessy, quienes trabajaban en la tienda.


lackington

Los “Tokens” o seudo monedas eran fichas promocionales que Lackington empleaba como material promocional y que los clientes canjeaban por ciertos beneficios.

Librero y Editor 

77799bEra una práctica muy común de la época que los libreros también fueran editores. James Lackington ocasionalmente incursionaba en algunas aventuras editoriales. mary-shelley

Una de esas aventuras fue su asociación con la muy reconocida casa editorial Hughes, Harding, Mavor & Jones para la publicación de una edición muy reducida, de apenas 500 ejemplares, de una inusual novela de una escritora totalmente desconocida llamada Mary Shelley. La novela era Frankenstein.

Como librero convertido en editor, Lackington también publicó varias ediciones de su propia biografía: Memorias de los primeros cuarenta y cinco años de James Lackington (1791) y Las confesiones de James Lackington (1804). Lo hizo en parte porque era consciente de que su reputación estaba en riesgo,  ya que sus prácticas comerciales y su éxito atraían la crítica severa de otros libreros. Algunos de sus detractores argumentaban que sus catálogos exageraban y otros insistían en que su riqueza debía de provenir del juego de la lotería, porque parecía imposible que la obtuviera solamente con la venta de libros. Algunos  acusaron a Lackington de competencia desleal.

memoriasArgumentaban que controlaba una gran parte del mercado y que debía “declinar” su negocio, porque ya poseía una fortuna lo suficientemente grande. Un argumento similar puede escucharse  en la actualidad cuando Amazon ha comenzado a abrir tiendas de ladrillo y mortero y algunos cuestionan si esto es necesario o deseable, debido a que el minorista en línea ya controla más del 60% del mercado de los libros.

Al igual que Jeff Bezos de Amazon, el propio Lackington se convirtió en una celebridad. Una inmensa bandera ondeaba por encima del “Templo de las Musas” para informar a los clientes cuando se encontraba presente en la tienda y recorría las calles de Londres en un carruaje con su lema:

“Pequeños beneficios hacen grandes cosas”

frontespiece-to-the-hero-of-finsbury-square1


Caricatura de la época sobre el controversial personaje que fue James Lackington y la crítica a su ascenso económico.

Enlaces relacionados

http://www.templeofthemuses.org

10 cosas que nadie te dijo sobre ser creativo

ROBA COMO UN ARTISTA de Austin Kleon

51b3zefka3l-_ac_us320_ql65_

Este pequeño librito negro mate, que apenas mide 15 x 15 cms y que tiene menos de 150 páginas, de la cuales la mitad son dibujos y muchas otras citas inspiradoras, es  verdaderamente único y completamente innovador.  Una lectura que todo creativo debe tener en su mesa de noche para leer y releer en sus noches de insomnio. También para  los que quieren tener una vida creativa y exitosa, sin importar su esfera profesional. ¡Vale para todos!

steal-like-an-artist

Roba como un artista es una guía inspiradora para la creatividad en la era digital. Su autor, el artista gráfico y escritor Austin Kleon, presenta sus diez principios que ayudarán a sus lectores a descubrir su lado artístico y  tener una vida mucho más creativa.

make-things-know-thyselfNada es original, dice el autor, así que es mejor que aceptes las influencias, instrúyete en el trabajo de los demás, reimagina y mezcla tu propio camino. Encuentra un pasatiempo que ames y conviértelo en tu trabajo: escribe el libro que te gustaría leer y la película que te gustaría ver. Y pues, ya sabes… no te endeudes, come sano, actúa con sentido común… ¡y atrévete a  volar  y ser osado! Un libro con las mejores ideas para quienes necesitan inyectar creatividad y vida a su rutina diaria.

good-theftAustin Kleon deja clara una premisa: todos los artistas roban, toda la creatividad es reciclada, sólo tienes que descifrar quién eres y qué es tu trabajo. En un tono juvenil, fresco e irreverente, con ilustraciones, gráficas y esquemas realizados por el autor, Roba como un artista es una fuente rápida y genial para encontrar inspiración y dejar el bloqueo creativo guardado en un cajón.

No importa si eres un artista gráfico, musical o del óleo, un artista de algún deporte, un escritor, pintor diseñador o emprendedor … la creatividad se escapa fácilmente de cualquier mente.


kleon-200pxx1¿QUIEN ES ?

Austin Kleon es el autor de tres libros ilustrados, todos bestsellers del New York Times: Roba como un artista (Workman, 2012)  es un manifiesto a favor de la creatividad en la era digital; ! Muestra tu trabajo!  (Workman, 2014) es una guía para el intercambio de la creatividad y conseguir ser descubierto; y Newspaper Blackout (Harper Perennial, 2010) es una colección de poesías a partir de palabras de artículos de prensa realizadas utilizando un marcador permanente.

Su obra ha sido traducida a más de una docena de idiomas y ha sido presentada en la edición matutina de NPR, PBS News Hour, en The New York Times y The Wall Street Journal.

New York Magazine describió su trabajo como  “brillante”.  The Atlantic lo llamó  “posiblemente una de las personas más interesantes en el Internet” y The New Yorker dijo que sus poemas “resucitan el periódico cuando todo el mundo está declarándolo muerto” .

Ha sido conferencista sobre creatividad en la era digital para organizaciones como Pixar, Google, SXSW, TEDx  y The Economist.

Kleon, actualmente de 33 años, nacío en Circleville, Ohio en los Estados Unidos. Obtuvo una licenciatura en Estudios Interdisciplinarios en la Miami University, un pequeño campus en Ohio, con una interesante modalidad que le permitió experimentar libremente entre el arte y la literatura.

Antes de ser un autor publicado trabajó como bibliotecario, diseñador de páginas web y  copywriter. Actualmente vive en Austin Texas con su esposa y una hija.


Las  diez cosas que necesitas

para desatar tu creatividad

según Austin Kleon

austin-kleon-at-his-desk

 

1

Roba como un artista.

 

2  

No esperes hasta saber quién eres

para poner las cosas en marcha.

 

3  

Escribe el libro que quieres leer.

 

4

Usa tus manos.

 

5

Los proyectos extras y los hobbies

son importantes.

 

6

El secreto: Haz un buen trabajo

y compártelo.

 

7  

La geografía ya no manda.

 

8

Sé amable.

(El mundo es un pañuelo).

 

9  

Sé aburrido.

(Es la única forma de trabajar).

 

10

Creatividad también es restar.

 


 

 

” Soy un escritor que dibuja.

Hago arte con las palabras

y libros con las imágenes”.

Austin Kleon

 

Puedes visitarlo en su página web: http://austinkleon.com/ y no dejes de suscribirte para recibir su newsletter semanal que está repleta de información divertida e interesante.