Albi, la ciudad de los cátaros, el color índigo y Toulouse-Lautrec – 2

 

PARTE II


Encumbrada en la colina de la meseta de Saint Salvy, dominando el valle del río Tarn, en la histórica región francesa conocida como el Languedoc en los Midi-Pyrenees, la ciudad de Albi ha dado nombre a uno de los conflictos religiosos más significativos de la Edad Media: la Cruzada Albigense, también conocido como la “herejía cátara”.

Mi atracción hacia los cátaros, me llevó a visitar Albi, en la región de Occitania llena de historia, de magia y leyendas. Quiero compartir con ustedes algunos de mis descubrimientos.


 

Cuenta Stephen O’Shea en su libro Los cátaros, la herejía perfecta

(…) Albi, la ciudad cuyo nombre conserva un aire de infamia. Sabíamos que la cruzada contra los albigenses había sido un cataclismo de la Edad Media, una violenta campaña de sitios, batallas y hogueras, durante la cual los seguidores de la Iglesia Católica intentaron eliminar a los herejes, conocidos como albigenses o cátaros.

A la cruzada del Siglo XIII, dirigida no contra musulmanes de la lejana Palestina, sino contra disidentes cristianos del mismo corazón de Europa, siguió la fundación de la Inquisición, una maquina implacable creada en concreto para acabar con los cátaros supervivientes de la guerra. Debido a la convulsión, el Languedoc, antaño orgulloso territorio independiente, quedó anexionado al reino de Francia. Cruzada, Inquisición, conquista… Albi tenía asegurado su lugar en la Historia, sino en el recuerdo afectuoso.”

Los cátaros, Stephen O’Shea : https://www.amazon.com/Los-cátaros-Spanish-Stephen-Oshea-ebook/dp/B016WKYH5U/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1496762252&sr=8-1&keywords=Los+Cataros

Con apenás 50 mil habitantes, Albi tiene entre sus muchos tesoros la catedral más grande que se haya construida en ladrillos, fabricados con la legendaria arcilla del rio Tarn. Posee palacios medievales y renacentistas, un casco histórico cuidadosamente preservado y es la ciudad natal de albigenses tan notables como el destacado militar francés  Louis-Casimir Teyssier, y el escritor Pierre Benoit. Pero, su  hijo más conocido es el pintor Henri de Toulouse-Lautrec.

 

Considerada como  “ciudad de arte y de historia”, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2010 por su riqueza histórica y cultural.

 

 

 

 

Conoce más sobre Albi.  Visita nuestro post anterior. Aquí el link: 

https://cronicasdeimarie.wordpress.com/2017/06/23/albi-la-ciudad-de-los-cataros-el-color-indigo-y-toulouse-lautrec-1/

 


Bajo la protección de Santa Cecilia

 

 

Consagrada a la virgen y mártir, patrona de los músicos, la “cathédrale Sainte-Cécile” es una manifestación inequívoca del triunfo del catolicismo sobre la “herejía” cátara.  Su construcción comienza en el año 1282, después de finalizadas las Cruzadas Albigenses.

Una vez terminada la cruel y larga guerra, que comenzó en el año 1209,  desaparecidos los señores feudales y vizcondes del Languedoc, lo cual provocó la extinción  del movimiento  cátaro y el ocaso de la floreciente cultura languedociana, los obispos católicos asumen el poder en la región. El famoso inquisidor Bernard de Castanet, obispo de combate, considerado “un soldado del papado”, es designado y consagrado como obispo por el primer papa dominico, Inocente V, y pasa a ser obispo de Albi para “restaurar el orden en las almas y en el clero”. Bajo su obispado comienza la construcción de la imponente catedral. Albi se convierte en ciudad episcopal y Castanet establece en su diócesis una  auténtica monarquía eclesiástica.

La construcción de “Sainte-Cécile”, que tardó unos doscientos años y veintitrés papas de la Iglesia Católica, finalmente culmina en 1480. Es consagrada el 23 de abril de ese mismo año por el obispo Luis I de Amboise, bajo el papado de Sixto IV.

Es una poderosa fortaleza que domina el territorio circundante, símbolo del inmenso poderío de la Iglesia Católica de la época.

¡Es abrumadora y magnificente!

La “cathédrale Sainte-Cécile” es la máxima representación del estilo gótico meridional y tiene pocos vitrales. La impresionante austeridad del exterior contrasta con el exhuberante decorado de su interior. Tiene una única nave central con capillas entre los contrafuertes a lo largo de todo su perímetro. Posee los mayores murales medievales de Francia.

También es la catedral construida en ladrillo más grande del mundo, con 113 metros de largo y 35 metros de ancho, con una altura de 30 metros en el interior.  Domina la ciudad con su campanario de 78 metros de altura, cuya construcción culminó en 1492. En la fachada exterior de la catedral se encuentran las torres-prisiones con sus muros de un espesor de 2,5 metros.

 

 

Debido al largo tiempo que tomó su construcción, reúne un conjunto de obras de arte, esculturas y frescos que van desde la Edad Media hasta el Renacimiento, lo cual la convierte en una visita obligada para los amantes del arte. Con pinturas en paredes y techo, la “cathédrale Sainte-Cécile” es la única catedral europea completamente pintada.

En la capilla mayor, destaca el fresco Juicio final, realizado entre 1474 y 1484. Reconocido como el mural más grande del mundo, ofrece una representación del fin de los tiempos realizado por artistas flamencos anónimos. Es la obra más antiguas que se conserva en la catedral, la cual originalmente ocupó unos 200 metros cuadrados de superficie.

En cambio, alrededor del año 1509,  fueron pintores italianos de Bologna, quiénes recubrieron la bóveda de la catedral con un magnífico fresco donde abundan los íconos y que plasma el Cristo y la Virgen rodeados por todos los santos protectores. Constituye el  mayor conjunto pictórico renacentista de Francia.

El “Jube”  o la clausura del coro, a donde se reunían los religiosos para leer las santas escrituras, es un impresionante encaje de piedra realizada bajo el estilo gótico flamingo que presenta unas 200 estatuas policromadas con unos detalles impresionantes.

Albi posee en su catedral uno de los más bellos órganos de Francia. Es una obra maestra  tanto arquitectónica como musical. Su caja, producto del talento de Christophe Moucherel, construida entre  1734 y 1736, provoca la admiración de los conocedores por sus dimensiones fuera de lo común.  Cuenta con una de las decoraciones más destacadas y hermosas de Francia en lo que a órganos eclesiásticos se refiere.

 

 


 

Arquitectura gótica meridional

Encontramos el estilo gótico meridional principalmente en el sur de Francia, sobre todo en las zonas donde se desarrolló el catarismo, sometido a la represión religiosa y militar llegada del norte.

La «toma de control» de la jerarquía católica dio lugar a numerosas construcciones y reconstrucciones de edificios tanto religiosos como civiles. Las regiones en donde más se desarrolló este estilo son los actuales departamentos de Haute-Garonne (Toulouse), Tarn (Albi), Tarn-et-Garonne (Montauban), Ariège, Gers, Aude, Pirineos Orientales y Hérault.

Se caracteriza por la austeridad de las edificaciones, por el uso de contrafuertes en lugar  de arbotantes, la utilización de una sola nave central y por las escasas y estrechas aberturas.

La arquitectura románica se prolonga durante más tiempo en el sur de Francia que en el norte y la transición al gótico se realizó sin una verdadera ruptura. Las edificaciones suelen tener un aspecto militar y defensivo.

Como cualquier construcción que usa preferiblemente materiales locales, la arquitectura gótica meridional de las regiones de Toulouse, Montauban y Albi apeló principalmente al ladrillo, que se ha convertido en una de sus principales señas de identidad.

Los constructores utilizaron técnicas adecuadas para este material, como el arco en mitra típico del estilo gótico tolosano. El ladrillo se prestó para realizar composiciones decorativas geométricas, aunque a cambio permitía pocas esculturas integradas en la arquitectura. Dependiendo del tipo de arcilla utilizada, los ladrillos podían ser moldeados o redondeados por abrasión. Algunos edificios utilizan la piedra con moderación para crear contrastes coloridas.

Catedral-de-Santa-Cecilia

Plano de la “cathédrale Sainte-Cécile”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La “cathédrale Sainte-Cécile” está rodeada por empinadas calles peatonales con las típicas casas de ladrillo y entramado de madera que nos transportan a la Albi medieval de los Condes de Trencavel que tenían su castillo en la calle Castelviel y sus alrededores.


 

 

 

Arte en la catedral 

Pintor y sacerdote

Kim En Joong es un sacerdote dominico y pintor nacido en Pooyo, Corea del Sur en 1940, durante la ocupación japonesa.

En 1946, la familia de Kim En Joong se trasladó a la ciudad de Taejon. Es entonces cuando el niño, a la edad de seis años, descubre el color a través de los impresos que han dejado atrás los japoneses cuando abandonan Corea.

De 1947 a 1959, asiste a la escuela secundaria en esa misma ciudad y comienza a practicar la caligrafía. A los diecisiete años, ingresa a la escuela libre de clases de dibujo y se prepara para el exámen de admisión para entrar a la escuela de Bellas Artes de Seúl, donde fue admitido en 1959.

Sus estudios de postgrado son interrumpidos no solo por la agitación de los estudiantes de Bellas Artes en 1960, sino también porque debe cumplir con un duro servicio militar. Fue movilizado en 1963 como teniente de infantería. A pesar de las buenas relaciones que mantiene con los soldados, la guerra y la división de Corea en dos lo afecta profundamente.

Kim En Joong, el dominico pintor en su estudio de París. Foto: Joel Robine para AFP.

Al regreso del frente, comienza a pintar nuevamente, esta vez, con la naturaleza como tema principal.

La critica de arte americana escribe sobre él diciendo que “Kim se unió al mundo de Miró y al material de Dubuffet”.

Una vez que se separa totalmente del servicio militar en 1965, obtiene un trabajo como profesor asistente de clases de arte en un pequeño seminario católico en Seúl, donde descubre el catolicismo. Fue bautizado en 1967.

Kim Joong llega a Europa en 1969. Ingresa como estudiante de filosofía y seminarista en un convento dominico en Friburgo, Suiza. Recibe un gran apoyo para el desarrollo de su vocación como pintor dentro de su congregación religiosa, Esta, eventualmente promueve su traslado a París para que continúe allí su apostolado y desarrolle su vida artística.

Es ordenado sacerdote en 1974 y asignado al Convento de la Anunciación en París en 1975, donde vive y trabaja.

Exhibió sus obras en la “cathédrale Sainte-Cécile”, uniéndose al arte de los siglos pasados, como parte de las muchas actividades artísticas y culturales que se desarrollan en el recinto.

 


Estoy segura de que a Toulouse-Lautrec le gustaría muchísimo la ciudad de Albi contemporánea, con sus cafés y terrazas al aire libre, abundantes galerías de arte, sus paseos por el río Tarn y su nutrida agenda cultural. Una ciudad donde la historia y el arte sorprenden a cada paso, en la que disfrutar y conocer mejor la obra de aquel artista de la bohemia parisina de finales del siglo XIX, que se fue a París para convertirse en un maestro indiscutible del post-impresionismo.

 


 

Sobre Albi, todavía tengo mucho más que contarles. En nuestro próximo encuentro exploraremos la residencia de los jerarcas eclesiásticos, el “Palais de la Berbie”, aposento episcopal en la Edad Media y hoy el “Musèe Toulouse-Lautrec”.

¡Yo estuve ahí!


Enlaces relacionados:

https://www.albi-tourisme.fr/fr

http://www.cite-episcopale-albi.fr/?lang=fr

http://america.france.fr/es/descubre/midi-pyrenees

www.tourisme-tarn.com/es

 

Albi, la ciudad de los cátaros, el color índigo y Toulouse Lautrec – 1

 

PARTE I


Descubrí la historia de los cátaros en mi primer viaje al sur de Francia. La atracción fue a primera vista. Luego, me llevó a la ciudad de Albi, en la Occitania, una región plena de pasión, historia, magia y leyendas. Quiero compartir con ustedes algunas de mis experiencias y

descubrimientos. 

Los Celtas se establecieron en el paraje del Casteviel, el lugar donde hoy se erige la imponente “cathédrale Sainte-Cécile”. Luego en el Siglo I a.C. los Romanos la nombraron Albiga, y con ello, quedó registrada históricamente su fecha fundacional. Fue también el asentamiento de los cátaros, considerados herejes por la Iglesia Católica y victimas principales de las Cruzadas Albigenses.

Famosa históricamente por su cultivo de la planta tintorera Isatis Tinctoria,  es además la ciudad natal de Toulouse-Lautrec.

Conocida como “la ciudad roja” por el color de sus construcciones en las cuales predomina el inteligente e imaginativo uso del ladrillo,  Albi es una ciudad pequeña y de las más bellas que yo he conocido en el Sur de Francia. Entre las “ciudades de arte y de historia” francesas, ocupa un puesto privilegiado por sus monumentos, colecciones de arte y su arquitectura de ciudad amurallada medieval.

Situada en la ribera del río Tarn, en la región del Midi-Pyrénées, es la capital de la prefectura de Tarn y una de las cunas de la cultura occitana. Posee una abundancia de monumentos históricos y tesoros artísticos cuidadosamente preservados y en algunos casos desarrollados magistralmente hacia la modernidad.

Los Celtas se asentaron en el paraje del Casteviel y después los romanos se instalaron en esas tierras hacia el año 100 a.C. fundando su ciudad sobre la meseta de Saint Salvy. La civitas albigensium escoge a Albiga como su capital.

Pronto se destaca como ciudad comercial, gracias a su puerto fluvial en el río Tarn y a las vías creadas por los romanos. Ya en la época del Imperio galo-romano, Albi era un importante centro de comercio y una encrucijada estratégica en la región, ubicada en el cruce de caminos entre los puntos cardinales del sur de Francia.

Hacia la Edad Media, la ciudad se fortifica ante las invasiones territoriales y las guerras frecuentes que marcarón esa época.  Durante sus más de dos mil años de existencia, ha sido testigo vivencial y a la vez protagonista de tres momentos históricos determinantes del Languedoc: las Cruzadas Albigenses (1209-1244), la Guerra de los 100 años (1337 – 1453) y las Guerras Religiosas (1562-1598).

Estos acontecimientos históricos que modificarón la geopolítica de Europa occidental, dejaron profundas huellas en el devenir de esta hermosa ciudad, que hoy la convierten en un espacio verdaderamente enriquecedor para la humanidad , como de hecho es reconocida al ser clasificada como “ciudad de arte y de historia” por la UNESCO. En la actualidad  es uno de los centros principales de la antigua cultura y lengua occitana. Su máximo apogeo lo alcanzó en el Siglo XVI, momento en el cual se construyeron muchos de los palacetes que aún se conservan en el centro histórico de la ciudad.

Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2010 por su riqueza histórica y cultural.

Los Colores de Albi

 

Pintura del artista y sacerdote dominico Kim En Joong expuesta en la “cathédrale Sainte-Cécile”.

________________________________________________

La arcilla del río Tarn

Construida en la ribera del Tarn, la arcilla de este río ha sido la materia prima para la fabricación de los ladrillos rojos que caracterizan la arquitectura de Albi desde su fundación. Los verás en toda la ciudad en edificaciones de diferentes épocas, ya sea en sus casas, puentes, castillos, catedrales, claustros, calles o molinos, en una armoniosa gama que va desde el color rosa, hasta el ocre. Por eso la llaman “la ciudad roja”.

El ” Vieux Pont” o Puente Viejo, es una muestra de la longevidad de los ladrillos fabricados con las arcillas del Tarn.  Construido en el año 1035, es uno de los puentes más antiguos de Francia y que además aún está en uso.

 

___________________________________________

El índigo blue de la Cocagne

Desde la Edad Media, a lo largo del río Tarn, los agricultores del  Languedoc cultivaban la planta tintorera  Isatis Tinctoria, que en el Siglo XIII se trabajaba en los molinos de Albi, produciendo una tinta permanente de color azul intenso que llegó a llamarse índigo y cuyo valor comercial era tres veces mayor que su mismo peso en trigo.

Los extensos cultivos de esta planta le ganaron a la región el nombre de “el país du la cocagne” o “país de la cucaña”, en referencia al capullo de la flor o coque en el antiguo idioma occitano. El coque también era utilizado como moneda o token para  transitar el “Vieux Pont”. Popularmente la palabra “cucaña” era sinónimo de abundancia, lo cual caracterizaba a esta región.

Proveniente de Asia,  otros nombres comunes  para referirse al colorante azul producido por esta especie son:  añil, isatide o glastum. Mezclando el coque con otros productos se obtenían una variedad de colores para pintar los tapices que hoy pueden apreciarse en sus museos y que forman parte de este maravilloso patrimonio de la humanidad.


PARTE II

Sobre Albi, tengo mucho que contarles. En nuestros próximos encuentros exploraremos la emblemática “cathédrale Sainte-Cécile” y el “Palais de la Berbie”, aposento episcopal en la Edad Media y hoy el “Musèe Toulouse Lautrec”.


 ¡Yo estuve ahí!


Enlaces relacionados:

https://www.albi-tourisme.fr/fr

http://www.cite-episcopale-albi.fr/?lang=fr

http://america.france.fr/es/descubre/midi-pyrenees


 

DE DEEPAK CHOPRA

 deepak-chopra-1
“La intención te ofrecerá las oportunidades,
pero debes actuar cuando eso ocurra”.

Deepak Chopra

Biografía

Crónicas Culinarias: Manzanitas

 

 

 

Hoy,  me he vuelto a encontrar con Alice B, Toklas en el espacio de la alquimia de mi cocina. Un break de la cotidianidad que tanto nos agobia.

 

Me detuve en un párrafo de su libro “The Alice B. Toklas Cookbook”, donde cuenta sus aventuras, junto con Gertrude Stein, como voluntarias durante la Primera Guerra Mundial, de la AFFW, el American Fund for French Wounded, una organización humanitaria para distribución de medicamentos en los hospitales de campaña de la Cruz Roja en Francia durante el conflicto bélico. Narra los esfuerzos que hacían debido a la ocupación y la guerra y la solidaridad que tenían con las personas que estaban en el frente de batalla.

” (…) Había un racionamiento muy severo de carne, huevos, mantequilla y del gas y la electricidad. Una pequeña reserva de carbón y velas surtidas, apenás nos proporcionaban luz y calor. Lográbamos mucho con muy poco, lo cual nos permitió invitar a comer a un grupo de voluntarios y enfermeras que se encontraban de receso en París”.

 

 

“The Alice B. Toklas Cook Book” es el fruto de cientos de horas en la cocina, en los mercados populares o campesinos y en huertos caseros. Abarca desde las más inventivas propuestas culinarias para sus singulares invitados parisinos, hasta las más creativas recetas para sobrellevar la austeridad de dos guerras mundiales y sus secuelas en un lapso más o  menos de 30 años. (1914 a 1945).

Puedes conseguir el libro en Amazon: https://www.amazon.com/dp/0061995363/ref=rdr_ext_tmb.

 

  No botábamos nada…pero absolutamente nada, viviendo en una guerra y en un país ocupado.

 

 

_________________________________________

 

Manzanitas “pochas”

 

Después de extraviar un par de manzanas por varias semanas porque terminarón guardadas en la gaveta equivocada de la nevera, las rescaté. Quería usarlas para prepararme un yogurt con manzana y pasitas.

Cuando las corté, ambas estaban pasadas por dentro. Lloré. Con el precio de las manzanas y con lo que me gustan decidí que era inadmisible ni siquiera considerar desecharlas, así que resolví inventar algo con ellas inmediatamente, antes de que fuera imposible recuperarlas.

Esto fue lo que hice: 


Corta las manzanas en cuatro partes y luego en cuadritos como de un centímetro con cáscara y todo. Sólo quítale aquellas partes que puedan tener mojo. Ponlas en un sartén profundo con un poco de mantequilla o margarina. Rociálas con canela en polvo. También puedes ponerle una rama gruesa de canela. Salteálas hasta que estén más o menos doraditas.

Como yo no consumo azúcar desde hace muchos años, uso stevia cuando quiero endulzar algo.  Así que aparte, haz un melado ligero de stevia y añádelo a las mezcla. Deben quedar como 3 dedos de líquido por encima de las manzanas.

Yo compro la stevia seca al granel en los mercados populares o en las manicerías. Aquí te dejo un link para que aprendas como hacer agua de stevia: http://www.ehowenespanol.com/preparar-liquido-stevia-como_2571/   

Cocina las manzanas a fuego súper, súper lento. Lo más lento posible, pero que hagan burbujitas. Esto es slow cooking de verdad, verdad y deben cocinarse al menos 1 hora. Asegúrate de que siempre tengan líquido. Si se secan héchale más agua de stevia. Cuando la melaza esté espesa, añade unas pasitas y cocina un rato más.

Déjalas enfriar y guardálas refrigeradas en frascos de vidrio.  También se pueden congelar. Duran un montón de tiempo. Entre más días pasan, más sabrosas se ponen. Las últimas que te comes son las mejores.

Con ellas puedes preparar muchísimos platos: mini tartaletas o quiches, mezclarlas con yogurt, desayunar con tostadas o hacer un bello postre con topping de crema o helado y nueces… y para de contar. Solo tu imaginación es el límite.

 

En estos días regalé un frasco a una amiga que cumplía años. Fue un éxito.  A la gente le encanta que le hagan regalitos gastronómicos.

De paso, si compras las manzanas ya maduras en los mercados populares te cuestan una cuarta parte de su precio regular y no tienes que esperar a que se te pudra una fruta tan costosa. Yo generalmente hago seis manzanas de una vez.

Así qué no las botes

 

 

Si quieres saber más sobre Alice B. Toklas puedes hacerlo aquí:

 

https://cronicasdeimarie.wordpress.com/2015/10/26/la-mente-creativa/

https://cronicasdeimarie.wordpress.com/2017/04/29/cronicas-culinarias/

https://cronicasdeimarie.wordpress.com/2015/11/10/quien-fue-alice-b-toklas/

 

DE RICHARD GERE

richard-gere-te-deseo-felicidad-viaje-hacia-si-mismo-1

“Nuestras almas no deben estar atadas
a los resentimientos del pasado,
sino a las bendiciones del presente”.

Richard Gere

Biografía

La zona del silencio

Estrategias de los 10 minutos de silencio

Importantes estudios contemporáneos han demostrado que el silencio favorece el desarrollo celular en el “hipocampo”. Centros de investigación de reconocidas universidades como la Duke, Harvard, Cornell  y la Università di Pavia entre otros, han demostrado que la ausencia total de estímulos acústicos tiene un efecto mayor que cualquier estímulo auditivo en los procesos cognitivos del aprendizaje, la memoria y la emoción. Con el descubrimiento de la “neurogénesis”, en la actualidad los neurocientíficos se centran en descubrir qué es lo qué mejor estimula la regeneración neuronal.

Puedes saber más acerca de estas investigaciones en  “El arte del silencio” https://cronicasdeimarie.wordpress.com/2017/05/17/el-arte-del-silencio/

Continuando con este interesante tema, quiero compartir con ustedes cuáles son aquellas actividades que recomiendan los expertos para entrar en “la zona del silencio” y disfrutar de sus beneficios.

Hay muchas maneras de estar en silencio. Sólo tienes que escoger la forma que más se identifique con tu forma de ser y posibilidades.

¡Elige la tuya!


1

Siéntate en silencio

Elige una habitación tranquila y con buena luz y siéntate o estírate. Concéntrate solamente en tu respiración natural. Cuando algún pensamiento te venga a la mente, vuelve a fijarte en tu respiración. Si te resulta difícil, usa una meditación guiáda, o escoge algún mantra tibetano.  Hazlo durante 10 minutos al día. En YouTube puedes encontrar muchas meditaciones guiádas que te ayudarán.


____________________________________________

2

Practica Tai Chi

Busca en Internet algún video y aprende los ejercicios. También puedes inscribirte en algún programa o centro cerca de tu casa. Concéntrate en el movimiento y la respiración para fomentar la conciencia de tu cuerpo y la tranquilidad de tu mente. Si tienes otra afición como  nadar, coser, cantar, tocar el piano, también vale. Se trata de enfocar tu mente en otra cosa que no sea en tu diálogo interior y en todos los “tengo que” .


3

Camina

Caminar a buen ritmo oxigena todo tu organismo, fortalece tu sistema cardiovascular, ejercita tu corazón, despeja tu mente y fomenta la creatividad. Céntrate en el paisaje y en tu respiración. Es un excelente modo de hacer silencio.


____________________________________________

4

Thalasoterapia

Llena la bañera de agua caliente con sal marina. Enciende alguna luz suave, y prende una vela que puedas mirar de frente. Concéntrate sólo en mirar la llama, y en tu respiración.


5

Quiropráctica

Entrena tu sistema nervioso. Busca un espacio zen de quiropráctica y ajústate con regularidad. Aunque es algo que la mayoría de personas desconoce, ajustarse aumenta increíblemente tu capacidad de resistencia al estrés.

La quiropráctica se centra en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos mecánicos del sistema musculoesquelético, especialmente la columna vertebral, bajo la creencia de que estos trastornos afectan la salud general a través del sistema nervioso y que su corrección mejora o restaura la salud.


____________________________________________

6

Visualización

Escápate con tu mente. Decide un lugar donde quisieras ir y conserva esa imagen en tu mente o de portada en el móvil, en el fondo de pantalla del ordenador o en tu rincón favorito de la casa. Cada vez que sientas estrés visualiza ese lugar y respira imaginándote allí, en silencio. Imaginate y siente los sonidos, los olores, el clima, como si realmente estuvieses allí.


7

Escucha “ruido blanco”

Si en tu trabajo hay mucho ruido o los compañeros no paran de hablar; o en casa los niños han decidido hacer karaoke a todo volumen, cómprate unos audifonos y busca en Internet sonidos de lluvia, naturaleza o mar sin música y sigue trabajando. Favorecerá tu buen humor, la concentración y descansa tu mente.


Los beneficios del silencio son bien conocidos por las personas exitosas. Ajustar ciertos hábitos como levantarse antes que los demás y escoger cómo vivir tu silencio, te permitirá despertar tus sentidos tranquilamente y enfocar el día.

Son beneficios tangibles, verdaderos e inmediatos y puedes ponerlos en marcha hoy mismo para que mañana empieces tu día sin estrés y con paz interior.


Haz silencio y escucharás el murmullo de los dioses… 

Ralph Waldo Emerson

Biografía

DE ERNEST HEMINGWAY

SE NECESITAN DOS AÑOS PARA APRENDER A HABLAR 

Y SESENTA PARA APRENDER A CALLAR.

Ernest Hemingway

            Biografía


Retrato de Ernest Hemingway realizdo por el  fotógrafo  Yousuf Karsh en 1957.  LLeva puesto un Rolex Oyster Perpetual de acero inoxidable de 1950. 

El arte del silencio

El ruido innecesario es la falta de atención más cruel que se le puede infligir a una persona, ya esté sana o enferma…

Florence Nightingale

Biografía


Con esas palabras describió la necesidad del silencio Florence Nightingale, la extraordinaria inglesa considerada precursora de la enfermería moderna. Dos siglos más tarde, la neurociencia moderna ha confirmado que efectivamente el silencio contribuye significativamente a regenerar el cerebro.

Importantes estudios actuales han demostrado que el silencio favorece el desarrollo celular en el “hipocampo”, la región del cerebro relacionado con la memoria y los sentidos. Sorprendieron los resultados al comprobar que la ausencia total de estímulos acústicos tenía un efecto mayor que cualquier estímulo auditivo en los procesos cognitivos del aprendizaje, la memoria y la emoción.

Hasta hace poco se afirmaba que las neuronas no tenían capacidad para regenerarse y que nuestro cerebro estaba condenado al declive progresivo e inexorable con el paso del tiempo.  Con el descubrimiento de la “neurogénesis”,  esta visión ha cambiado radicalmente y los neurocientíficos ahora  se centran en descubrir qué es lo qué mejor estimula la regeneración neuronal.


Estudios reveladores

 

 

Imke Kirste, investigadora de Duke University, en Inglaterra, publicó en 2013 un estudio  sobre el silencio y la neurogénesis. Los investigadores de esta reconocida universidad han descubierto que el silencio tiene un impacto enorme en el cerebro. Comprobaron que nuevas células crecían en la zona del hipocampo del cerebro de los ratones que se quedaban en silencio durante dos horas diariamente. La zona del “hipocampo” en el cerebro es precisamente la encargada de los procesos cognitivos del aprendizaje, la memoria y la emoción.  Además, constataron que esas nuevas células eran capaces de diferenciarse e integrarse posteriormente al  sistema nervioso central para cumplir diferentes funciones.

Insisten los neurocientíficos de este centro de investigación que reservar algunos minutos al día para estar en completo silencio podría ser muy beneficioso para nuestro cerebro, ayudándonos a conservar la memoria y a ser más flexibles ante los cambios.

Puedes leer el estudio científico aquí: http://link.springer.com/article/10.1007%2Fs00429-013-0679-3


    El silencio permite que el cerebro le dé sentido a la información…    

Otro estudio destacado de Harvard University en Cambridge, Massachusetts, USA., revela que nuestro cerebro tiene una “red por defecto” que se activa cuando estamos descansando. Esa red se encarga de evaluar las situaciones y la  información a la que nos hemos expuesto a lo largo del día y las integra en nuestra memoria o las descarta si son irrelevantes.

Básicamente funciona reclutando una serie de regiones del cerebro, que son las encargadas de seguir trabajando por debajo del nivel de la conciencia. Esta red también es la principal responsable de los destellos de genialidad ya que se encarga de ir atando cabos y buscar soluciones a los problemas.

Recientemente, investigadores de Harvard University descubrieron que esa red se activa de forma significativa cuando reflexionamos sobre nosotros mismos en silencio, por lo que sería esencial para la reafirmación de  nuestra identidad.

Afirman que esa “red por defecto” se activa cuando estamos en silencio y con los ojos cerrados, ya que cualquier estímulo del medio ambiente exterior que nos distraiga la disminuye o apaga.


 El silencio es el mejor antídoto contra el estrés…  


Las ondas del sonido provocan vibraciones en los pequeños huesos del oído, los cuales transmiten el movimiento a la “cóclea”, donde se convierten en señales eléctricas que llegan hasta el cerebro. Nuestro cuerpo está programado para reaccionar de manera inmediata ante estas señales, incluso durante el sueño profundo. Por ello, el ruido provoca una activación de la “amígdala” , la región del cerebro donde se procesan y almacenan las reacciones emocionales. Esta responde estimulando la producción de hormonas como la adrenalina y el cortisol, que incrementan nuestro nivel de estrés.

El estudio realizado por investigadores de Cornell University en Ithaca, New York, USA., ha comprobado que los niños que viven en zonas cercanas a los aeropuertos, o en lugares donde hay mucho ruido, son más vulnerables al estrés. Estos niños tenían una presión arterial más alta y niveles más elevados de cortisol que los que vivían en zonas de baja contaminación sónica.


El silencio es la primera piedra del templo de la filosofía…  

 Pitágoras

Biografía


En una investigación llevada a cabo por la Università di Pavia, Italia, midieron los niveles cardiovasculares y respiratorios de un grupo de músicos mientras escuchaban una secuencia de melodías encadenadas con breves momentos de silencios entre ellas.

Según el estudio, los mayores niveles de relajación no se obtuvieron mientras los músicos escuchaban sonidos relajantes, sino durante las pausas en las que lo único que percibían era el silencio.

No sólo se reducía el estrés ; también lo hacían los niveles de la presión sanguínea.

“Tan solo dos minutos en silencio absoluto son más beneficiosos que escuchar música relajante y provocan una mayor disminución de la presión sanguínea…”, afirma la investigación.

Puedes leer el estudio científico aquí: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1860846/


La ciencia del silencio

¡Los científicos están sorprendidos con los resultados! Un estudio reciente publicado en la Revista Stroke, el órgano divulgativo de la  American Stroke Association, relacionado con pacientes con cúmulos de colesterol en la pared de las arterias, concluyó que las personas que meditan, frente a las que no lo hacen, muestran una disminución del 11% en el riesgo de un ataque cardíaco y una disminución del 15% en el riesgo de tener algún accidente cerebrovascular.

El poder del silencio y la meditación pueden transformar la forma de pensar, sentir y actuar. Es una formula efectiva  para  calmar la mente y estar presente en el hoy y el ahora o  “mindfulness” y limitar el desorden que nos desborda diariamente en la vida contemporánea.


BENEFICIOS DEL SILENCIO


Descansa la mente más que dormir
Restaura la energía del cerebro
Estimula el sistema inmunológico mejorando la salud general
Da paz interior
Aumenta tu concentración y tu capacidad cognitiva
Hace ver y sentir más joven y energético
Incrementa la creatividad
Estimula la regeneración neuronal
Regenera las conexiones neuronales
Reduce el estrés disminuyendo los niveles de cortisol y adrenalina en la sangre
Permite una buena regulación e interacción de todos los sistemas relacionados con las hormonas en tu cuerpo
Baja la presión sanguínea
Ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares y los accidentes cerebrovasculares
Reduce el dolor

Soy tan partidario de la disciplina del silencio, que podría hablar horas enteras sobre ella…

George Bernard Shaw

Biografía